02 Diciembre 2020 | 21:30

Recursos Humanos

Mantener buena comunicación y colaboración, el mayor reto de trabajar en casa

 Un nuevo estudio revela que algunos colaboradores presentan mayores retos trabajando en la modalidad home office

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

 La pandemia por COVID-19 obligó a una gran parte de la fuerza laboral a nivel mundial a realizar sus actividades desde casa, situación que motivó a llevar a cabo nuevos estudios sobre las diferentes formas de trabajo que se conocen actualmente. Una reciente encuesta enfocada en los matices e importancia de la colaboración -desde las charlas informales con colegas, hasta las reuniones estructuradas con altos directivos -reveló que una importante cantidad de empleados están enfrentando grandes retos y dificultades.
En un estudio detallado, WeWork, en asociación con Brightspot Strategy, una empresa de investigación y análisis, realizó un estudio a través de una encuesta a oficinistas y corporativos en Canadá, Estados Unidos, México y Reino Unido. Este definió 10 diferentes tipos de empleados y evaluó el impacto en cada uno de ellos al trabajar desde sus domicilios. Los perfiles varían en función del tiempo que trabajan, con quién lo hacen y cómo se socializa en el entorno profesional.
Metodología de la encuesta
El estudio realizado en julio de 2020 consistió en preguntar a colaboradores de distintas empresas sobre su experiencia trabajando desde la oficina (antes de la cuarentena por COVID-19) así como en la modalidad de home office (durante COVID-19). Se recolectaron respuestas en seis regiones: Estados Unidos Oriental, Central y Occidental; Toronto y Montreal, Canadá; Ciudad de México, México; y Londres, Inglaterra.
La encuesta identificó que la colaboración se da en tres principales formas: la facilidad para reunirse y hacer lluvias de ideas, la aptitud para mantener relaciones sociales y la habilidad para tener interacciones no planificadas. En este sentido, se pidió a los encuestados que calificaran su capacidad para tener las diferentes interacciones de colaboración (en una escala del 1 al 5) tanto en la oficina como en el trabajo desde casa.
Hallazgos importantes
● La capacidad de reunirse y de generar ideas disminuyó un promedio del 11% para todos los oficinistas desde que se empezó a trabajar desde casa. Para los empleados cuyos roles dependen de la colaboración, la caída es aún mayor, y oscila entre el 13 y el 15 por ciento.
● La habilidad de mantener relaciones interpersonales descendió un promedio de 17% en todos los colaboradores. Para aquellos que tienen lazos estrechos con sus colegas, así como los que luchan por socializar en la oficina, la caída es mayor, y oscila entre el 20 y el 26%.
● La capacidad de tener interacciones espontáneas es lo que más disminuyó, con un promedio del 25%. En el caso de las personas que colaboran en equipos con una relación muy estrecha, la disminución es aún mayor con hasta un 40%.
● La gran mayoría (90%) de las personas quieren volver a la oficina al menos un día a la semana. El 20% de ese grupo quiere volver los 5 días de la semana.
En la oficina, la innovación, la creatividad y la salud organizacional dependen de una colaboración exitosa. La pérdida de ello obstaculiza el rendimiento empresarial sostenido, el compromiso de los empleados y la identidad corporativa a largo plazo. "El trabajo home office podría generar una caída de la productividad a nivel mundial y amenazar el crecimiento económico durante muchos años", mencionó el economista de Stanford, Nicholas Bloom. Destaca la correlación entre la interacción en persona y la innovación, y le preocupa cómo "las ideas que se están perdiendo hoy podrían afectar el crecimiento a futuro".
El trabajo a distancia también dificulta la cultura laboral lo que es más notorio en los nuevos colaboradores. Si bien, las herramientas remotas pueden facilitar las sesiones informativas de incorporación, éstas no favorecen que los nuevos miembros puedan aplicar sus fortalezas o expresarse genuinamente e incluso pueden sentirse poco cercanos a la empresa. Muchos empleados -nuevos y antiguos- están experimentando un aislamiento social y sin la capacidad de crear o mantener relaciones interpersonales, la identidad de la compañía y la salud organizacional se están viendo afectadas.
¿Qué tipo de empleados son los que más retos enfrentan al trabajar desde casa?
De los 10 tipos de colaboradores, los que mayores dificultades tuvieron son:
● Personas colaborativas: aquellos que pasan más del 65% de su tiempo trabajando con otros miembros.
● Internos: aquellos que pasan más del 62% de su tiempo trabajando con otros empleados internos (a diferencia de los vendedores o clientes externos).
● Tribus: personas que socializan con su equipo, pero no tanto con otros colaboradores.
Estos tres tipos de colaboradores -que representan entre el 14 y 46% de la población de oficinistas- son a los que más trabajo les costó mantener las relaciones sociales, crear confianza, colaborar y permanecer conectados con los colegas mientras trabajan desde casa. Los internos constituyen el 46% de la fuerza laboral -aproximadamente 25 millones de empleados en Estados Unidos, 5 millones en la Ciudad de México, 3,1 millones en Canadá y 1,24 millones en Londres- y son el grupo más afectado.
¿Cómo se vio afectada la comunicación en cada tipo de colaborador?
Este tipo de personas son capaces de mantener relaciones sociales mientras trabajan desde casa, pero son menos capaces de colaborar eficazmente en equipo. Al interactuar con los compañeros, les cuesta tomar decisiones rápidamente; resolver problemas de manera creativa y generar nuevas ideas; obtener capacitación, proporcionar tutoría y crear confianza, así como conectarse con las noticias y la cultura de la empresa. En estas áreas, las personas colaborativas tuvieron la mayor caída en el desempeño (del 12 al 18%).
En cambio, los colaboradores del tipo interno tienen cada vez menos comunicación de calidad y tuvieron menos interacciones trabajando desde casa. Su capacidad para socializar disminuyó un 28% y la calidad disminuyó un 15%.
Las personas del tipo “tribu” vieron grandes caídas en muchos factores sociales desde que trabajan desde el hogar, y su capacidad para facilitar las interacciones (planificadas o no) disminuyó en un 34%. Además, están luchando por mantener las relaciones interpersonales, tener mentores y construir la confianza (con una disminución de entre el 23 y 26%). Este tipo de colaboradores están estrechamente conectados con su equipo, y este cambio a trabajar desde casa ha impactado su capacidad de mantener dicho vínculo.
Reanudar la colaboración en el ámbito de la oficina
Las respuestas a la encuesta demuestran que, a largo plazo, se comenzarán a ver los impactos del teletrabajo en la innovación, la salud organizacional y la creatividad. La pérdida de rendimiento y productividad ya fue medida en estudios, sin embargo, la disminución de la creatividad es más difícil de identificar ya que suele hacerse evidente a través del impacto a largo plazo en aspectos como la innovación y el desarrollo.
Un lugar de trabajo colaborativo proporciona el entorno ideal para interacciones de calidad, acceso a contactos y los recursos necesarios para ser productivos, y oportunidades de encuentros fortuitos para construir lazos sociales. El regreso a un espacio adecuado puede ayudar a todos los tipos de colaboradores a aumentar la cantidad y la calidad de su vida laboral.
WeWork proporciona el escenario ideal para continuar motivando la interacción entre los colaboradores de una empresa y no perder la conexión humana, cuidando siempre de la salud de todos sus miembros mediante altos estándares y procesos de salubridad. En Argentina, ahora más que nunca, la compañía cuenta con diferentes opciones y servicios que permiten a las empresas, de cualquier giro o tamaño, regresar a un espacio donde se pueden generar ideas, apuntalar el negocio, fomentar el sentido de pertenencia y pertenecer a una comunidad. Propuestas como el hub and spoke y WeWork All Access llegaron para quedarse y ayudar a sus miembros en la vuelta al trabajo.
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Fecha: 19/11/2020