Con Sputnik V, Argentina comienza a vacunar a los profesionales de la salud – 29/12/2020 – Equilíbrio e Saúde

Los trabajadores del sistema de salud de Argentina recibieron dosis de la vacuna rusa Sputnik-V en varios hospitales del país a partir de este martes (29).

Entre los primeros en ser vacunados están la enfermera de La Plata Juliana Torcuati, médica que trabaja en la unidad de cuidados intensivos del Hospital San Martín, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el viceministro de Salud provincial, Nicolás Krepak.

El ministro de Salud del país, Ginés González García, dijo a los periodistas a la entrada del Hospital de Posadas que se muestra “optimista con esta primera fase” dirigida a la primera línea de afectados por la pandemia.

En el centro de vacunación del mismo hospital, la fila de enfermeras, intensivistas y médicos era larga, y todos usaban mascarillas y guantes. Los vacunados permanecieron en el hospital después de la administración para observar cualquier reacción al inmunizador, un procedimiento estándar.

En esta primera fase las 300.000 dosis que ya hay en el país. La vacuna rusa requiere dos aplicaciones y la segunda se administrará en 21 días, con material aún por llegar desde Moscú.

El gobierno ha sido criticado por priorizar solo la vacuna rusa en esta primera fase. La oposición asegura que los documentos sobre los efectos colaterales que provocó el Sputnik V en su fase 3 no han sido debidamente divulgados, mientras que Anmat, la Anvisa de Argentina, asegura que la información de Moscú está completa y los resultados cumplen con los requisitos para el lanzamiento del “ vacunación de emergencia”.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, del partido opositor al Gobierno Nacional, reiteró que aún no recibe toda la información del Instituto Gamaleya, que elabora el Sputnik V, y advirtió sobre la flexibilización de las reglas de distanciamiento social en esta temporada navideña, que es provocando ya un nuevo pico en la curva de contagios en la capital del país.

“Necesitamos más agilidad del gobierno nacional y más transparencia y más datos sobre cuál será el calendario de vacunación para la población en general. En este momento, solo estamos viendo esta preocupación por parte de los funcionarios de salud”.

En una entrevista con TV Pública la noche del lunes (28), el presidente Alberto Fernández afirmó que estaba negociando la compra de vacunas de otros fabricantes, pero destacó que todavía había problemas con el laboratorio de Pfizer, “por los costos de los congeladores necesarios para el transporte y el mantenimiento”.

Las dosis dadas este martes solo se aplicarán a personas entre 18 y 60 años porque aún falta información técnica sobre el efecto de las vacunas en personas mayores de 60 años, según el Ministerio de Salud.

Es una de las razones por las que Fernández, de 61 años, no será vacunado este martes. González García, de 75 años, también está por encima del grupo de edad. “Tomaré la vacuna cuando me la entreguen”, dijo.

El resto de las latas de Sputnik V compradas por el gobierno llegarán en enero y febrero: 40 millones en total. La previsión de vacunaciones masivas a partir de este período también tiene en cuenta que en abril el país recibirá el fármaco de inmunización desarrollado por Astrazeneca y la Universidad de Oxford.

La ciudad de Buenos Aires, que tiene estatus de provincia y se rige por la oposición al gobierno nacional, exige más participación en las negociaciones y libre elección del laboratorio con el que trabajar.

Jacinta Rangel

"Escritor amigable con los hipster. Entusiasta de la televisión. Organizador. Emprendedor general. Pionero de Internet".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.